El Precio de la Fama

ALEJANDRA GUZMÁN PIENSA QUE LA FAMA VALE MÁS QUE LA VERDAD…

Ante la pregunta directa que Adela Micha hizo a Alejandra Guzmán para saber por qué no le cree a su hija Frida Sofía, quien reveló que su abuelo, Enrique Guzmán la tocaba de forma inapropiada, la cantante sin pensarlo dijo: “porque es mi padre y lo conozco, es un hombre amoroso que adora a sus nietos” y remató diciendo que ya lo pasado, pasado y no hay porqué sacarlo a relucir ahora.

La intérprete dice que lo justo es que diga la verdad, pues como madre quiere ayudar a Frida, aunque si su padre Pablo la está apoyando, espera que sea real, porque tal vez ya se le olvidó que le daba tremendas golpizas cuando eran pareja y no lo había hecho público (pero ya lo hizo). De paso, Alejandra acusa a Moctezuma porque nunca le dio a su hija ni un pañal, ya que ella pagaba todo, confiesa que salió adelante de muchos abusos y asegura que a Frida le hace falta mucho cariño, pero la familia de Pablo no debe contribuir para que su hija siga actuando en contra de los Guzmán-Pinal.

Pablo asegura que Alejandra es violenta y ha golpeado a mucha gente porque cuando toma se pone muy mal y hay ejemplos claros de ello como el haber apuñalado a su ex novio; en el pasado hizo lo mismo a un amigo suyo, pero lo cierto es que la han bajado de trenes, aviones y camiones por su mal comportamiento.

Todos suponían que la entrevista era para acercarse a su hija y pedirle perdón por sus errores, pero queda claro que piensa que un coche y departamento son suficientes, Ale declaró que no ha visto a Pablo en 29 años, pero él asegura que está fuera de realidad, pues han ido juntos a Nueva York, se han visto en Miami e incluso Alejandra estuvo en su casa de Acapulco con uno de sus novios que era cadenero de un antro.

Al parecer ella borra de su mente lo que no le conviene y lo bloquea, curiosamente de eso mismo acusó a su madre Silvia Pinal y al confesar que ya no puede más con esto, quiere dejar el asunto en manos de Dios y la justicia. Considera que no puede ayudar a Frida, ya que apenas puede con sus problemas; reconoce que lleva 2 meses sobria y limpia de drogas y no quiere recaer porque ha estado muy deprimida. Pero si su padre demanda a Frida, le gustaría que se supiera la verdad y llegaran al fondo del asunto.

Pablo cuenta que una de sus grandes peleas fue cuando Alejandra le dio a Frida un medicamento controlado para adultos con depresión y se le ocurrió darle varias gotitas para que se tranquilizara, él sabe muchas cosas de Alejandra y no las quiere decir pues no le gusta estar en boca de todos, pero apoyará a su hija hasta el final porque sabe que ha pasado por momentos muy difíciles y es tiempo de dar la cara por ella.

Alejandra no entiende por qué escuchan a Frida y le hacen entrevistas, hasta se le ocurre asegurar que sólo quiere seguidores para sus redes sociales y que por eso miente para hacerse publicidad, la cantante cree que su hija la ataca desde que dejó de darle dinero y es tiempo de que se mantenga sola, pero lo peor es que piensa que por la fama deben creerle más a ella y a Enrique que a una chava que apenas inicia su carrera. El tema se pone más complicado cada día y la reconciliación entre madre e hija por lo pronto no será posible.

Hay más…pero hasta ahí les cuento

CLICK PARA COMENTAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO MÁS RECIENTE

Bienvenidos al sitio oficial de Ana María Alvarado. Noticias sobre entretenimiento, temas de interés general y algo más.

© Copyright 2020 - Ana María Alvarado

To Top