El Precio de la Fama

Pablo Montero demanda a su ex

Eduardo Santamarina confiesa que tocó fondo hace algunos años a causa del alcoholism0 y reconoce que la separación de Itatí Cantoral en su momento fue tormentosa, pero finalmente lograron establecer una buena relación por el bien de sus hijos.

Hoy su vida es totalmente distinta y tiene un buen matrimonio con Mayrín Villanueva y busca permanecer contento y estable dentro de la relación.

Pablo Montero interpuso una demanda en contra de su exesposa Carolina Van Wielink, ya que quiere la custodia de sus hijas Daniela y Carolina, pues consideran que corren peligro y son víctimas de vi0lencia, maltrat0 y alienación parental; el cantante asegura que su ex se ha empeñado en poner a las menores en su contra, a pesar de que nunca le ha prohibido convivir con ellas.

Pablo pide a su ex que se abstenga de ejercer vi0lencia familiar en la modalidad psicoemocional, que omita manipular o persuadir a las menores mediante la desaprobación o crítica pues puede producir rechazo, rencor, odio, miedo o desprecio, en caso de no hacerlo solicitará el apercibimiento para que se suspenda la patria potestad y la guardia y custodia provisional que Carolina ejerce sobre sus hijas.

Roberto Palazuelos está en medio de la polémica, pues lo acusar0n de promover un vi0lento desalojo de dos personas que usufructuaban una propiedad dentro del terreno del actor, sin hacer caso de los requerimientos necesarios.

Algunos medios aseguraron que Roberto dio la orden a la Policía para que sacaran del local a una mujer y a su esposo, pero explica que hace casi cuatro años demandó a la pareja quienes se negaban a abandonar el predio, el cual el actor compró en 1999, por supuesto que los demandó, ellos apelaron y trataron de ampararse, perdieron el juicio y el juez ordenó que se ejecutara la sentencia.

Roberto estuvo presente durante el desalojo, asegura que todo fue conforme a la ley, pero si hubo algún abus0 policiaco ese ya no es su problema.

Se estrenó la obra Ghost la sombra del amor con Agustín Argüello, Dai Liparoti, Lorena de la Garza y Alex Brizuela.

Se presenta en el Teatro San Rafael y se pide atentamente que no se quiten el cubrebocas, el regreso a las salas teatrales es importante ya que participan 140 personas entre actores, staff y producción; los efectos especiales están muy bien logrados y el escenario está lleno de magia en medio de una historia que mezcla el amor y el dolor.

Hay más…, pero hasta ahí les cuento.

CLICK PARA COMENTAR

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

LO MÁS RECIENTE

Bienvenidos al sitio oficial de Ana María Alvarado. Noticias sobre entretenimiento, temas de interés general y algo más.

© Copyright 2020 - Ana María Alvarado

To Top